Quick Telecast
Expect News First

‘La gente me tiene confianza’, asegura Manolo Jiménez

0 45



Estoy muy contento porque nos encontramos en casa de un personaje muy conocido, pese a su corta edad, pero ¿qué es juventud cuando grandes mujeres y hombres que han incursionado en política o cualquier ámbito de la vida ascendieron a responsabilidades de gran relevancia a temprana edad? Manolo Jiménez Salinas es actualmente secretario de Inclusión y Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Coahuila. Es, brevemente se los resumo, ingeniero industrial y de sistemas, tiene una maestría en Administración Pública por el Tecnológico de Monterrey. En esta dualidad tan interesante, también ha participado en la Iniciativa privada, recientemente en su carácter de vicepresidente de Canadevi. Regidor, diputado local, alcalde de Saltillo, reelecto por primera vez en la historia.

=>Manolo, gracias por recibir a El Siglo de Torreón y sobretodo por hacerlo en tu casa.

Bienvenido aquí a tu casa. Un saludo para toda la gente que nos está viendo y, bueno, pues aquí estamos en un espacio de trabajo. Aquí también planeamos muchas cosas para el bien de Saltillo y ahora para bien de nuestro estado.

=>Decía en una de sus novelas más entrañables, la poetisa Pita Amor: Yo Soy Mi Casa. De hecho, es un retrato de su infancia. Tu casa, Manolo, me dice y transmite muchas cosas. Nos encontramos en tu despacho, aquí están colgados una serie de diplomas, la frialdad de las cifras que no mienten, fuiste el alcalde mejor evaluado.

Así cerramos en el 2021, mi último mes como alcalde de Saltillo. Tuvimos una evaluación muy positiva que nos colocó en el primer lugar nacional, de estas que hace Mitofsky cada dos meses, y eso, más allá de la calificación, la realidad es que honramos la confianza que la gente tuvo en nosotros al cumplir los compromisos en nuestra campaña y además ubicamos a Saltillo como una de las cinco ciudades más seguras, más competitivas y con mejor calidad de vida. Entonces, ahora que andamos ya como exalcaldes, ahora andamos por todo el estado, pero que me toca andar en Saltillo, en un estadio de beisbol, en un restaurante, en un mercado, andamos ahí dándonos la vuelta por la ciudad. Es muy bonito y es muy padre que la gente se acerque a saludar con gusto y yo siento que esa es de las mayores satisfacciones que uno puede tener como servidor público: que lo que hiciste haya sido para bien y que la gente haya quedado contenta. Eso vale oro.

=>Ser alcalde hoy en día, bajo estas circunstancias, es equiparable a sacarse al tigre en la rifa.

La posición política de mayor demanda, que te representa más trabajo, más adrenalina, más atención, es sin duda una presidencia municipal, porque prácticamente eres la primera autoridad o la autoridad más cercana de los ciudadanos y ya sea tu culpa o no sea tu culpa, sea un tema federal, estatal o municipal, todo te cae. Entonces, sí es un reto; fue un reto durante los 4 años que estuve como alcalde.

Logramos hacer una fórmula interesante para poder dar resultados, es una fórmula a la que yo le digo fórmula mágica: trabajo en equipo con la sociedad civil, la iniciativa privada, todos juntos trabajando para bien de la ciudad. También hacia el interior hicimos un plan, combinamos un equipo entre juventud y experiencia, trabajamos dieciséis horas al día para que las cosas salieran bien y afortunadamente tuvimos buenos resultados al frente de la presidencia municipal de Saltillo y ahora; yo siempre he dicho que cuando uno hace las cosas bien, en consecuencia, cosas mayores se presentan en la vida en temas políticos, profesionales, familiares. Salimos bien de la ciudad y el gobernador nos invita a la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social. Ahora andamos muy contentos ayudando a mucha gente en todo el estado. Así como ayudamos en Saltillo, ahora andamos en las diferentes regiones de Coahuila, desarrollando proyectos de impacto social.

=>Para participar en política, inevitablemente te marcan ciertas cosas. Manolo, obviamente en ti dejó una huella tu abuelo, quien también fue alcalde de Saltillo e incursionó en distintas ramas empresariales; pero ya en el ámbito estudiantil tú estabas metido en la grilla. Me gustó algo que hiciste en Saltillo: el ecosistema cívico más robusto que existe en este país y no es de ahorita, se encuentra en Nuevo León, porque Nuevo León en los años setenta vivió un momento de profunda hostilidad por parte del Gobierno de Luis Echeverría. Ello derivó en una visión de largo plazo, en que se organizaran mucho más allá de los Gobiernos en turno. Me gusta que hayas sabido capitalizar, Manolo, a esos ciudadanos a los que a veces parece que nadie les habla ni los toma en cuenta.

Partiendo de lo que comentaste al principio, yo empiezo en la política estudiantil; yo no entré a la universidad pensando en ser político, pero me empezó a gustar todo lo relacionado con los grupos estudiantiles. Ahí tuve la oportunidad de representar a Saltillo, a los estudiantes de Coahuila, foráneos también, y luego fui presidente de toda mi universidad. Entonces, ahí me empezó a gustar y trabajé paralelamente durante los últimos quince años, entre la parte política enfocada al apoyo social, pero también en la iniciativa privada. A lo mejor esa formación me ayudó a entender que hoy en día la mejor manera de llevar un gobierno es “ciudadanizándolo”, que el gobierno sea punto de encuentro, punto de unión entre todos los que quieran hacer cosas buenas por su ciudad, por su estado y por su país. Entonces, lo que hicimos nosotros cuando estaba en la presidencia municipal, cuando andaba en mi campaña para ser alcalde, fue presentar un proyecto cien por ciento ciudadano, que fuera mucho más allá de los partidos políticos. Ahí fue donde logramos sumar a mucha gente. Mucha gente que antes no participaba ahora empezó a participar. Los colores de nuestra administración fueron ciudadanos. Prohibimos desde Cabildo que las obras del Gobierno municipal que se hicieran con el dinero de los saltillenses se pintaran con los colores de un solo partido político.

Empezamos a crear toda una nueva inercia de un gobierno ciudadano aquí en Saltillo, que dio resultados, que la gente se sentía partícipe, se sentía parte de y, bueno, sin duda el que hayamos dejado a Saltillo como una de las cinco ciudades más seguras, más competitivas y con mejor calidad de vida en México fue gracias también a ese trabajo ciudadano, a ese trabajo en equipo. La “ciudadanización” de los proyectos políticos llegó para quedarse y eso es algo que ha dado resultados y que nos ha funcionado. Entonces, creo mucho en ese tema.

=>Manolo, me encantaría que nos contaras algo de ti que poca gente sepa.

¡Mis hobbies! Me gustan los hobbies extremos. Me gusta andar en la sierra, en la montaña, en las motos, me gusta la parte de los caballos también, los deportes acuáticos que practiqué desde niño, porque con mi mamá nos íbamos todos los veranos a una playa mexicana y ahí practicábamos diferentes deportes; entonces, los practico un poco, no tengo mucha oportunidad, pero son de las cosas que poca gente sabe, porque casi no tengo tiempo de hacerlo.

=>Peyorativamente hablando, pero una de las amantes más celosas que existen es la política…

Pues toda actividad profesional. Yo le digo a mi señora, que a veces me dice: “viajas mucho”, “andas poco en la casa”, que después de dar los resultados en Saltillo y de ver la ciudad que dejamos, dijo: “valió la pena que lo hayas hecho”. Yo lo que le respondí es que andaría así en cualquier actividad profesional porque me gusta la política, me gusta la parte de la iniciativa privada; entonces si no anduviera en esto, andaría hecho la bala en la parte empresarial, porque si quieres que las cosas sucedan, que las cosas sean exitosas, tienes que dedicarles tiempo, planeación. Algunas situaciones empresariales ahora se pueden ver por Zoom, ¿no? Y pues ni modo que yo, con la gente que requiere tu presencia para que conozcas las problemáticas, no vaya. El problema de un político es que es irreemplazable. La cercanía con la gente, la constancia de estar en las colonias, en los barrios, en los ejidos conociendo directamente los problemas, las prioridades, escuchando el pensar y el sentir de la gente, es lo que te da el bagaje político.

Antes de ser alcalde yo recorrí Saltillo diez años permanentemente, ininterrumpidamente. Todas las semanas durante diez años… Un desayuno en una colonia, andaba en alguna actividad recreativa, traía alguna brigada de salud… Empecé en una colonia popular, en una casa comunitaria con actividades para niñas, niños, para los jóvenes. Entonces, cuando me presento como candidato a la presidencia municipal, ya traíamos un arrastre y traíamos un conocimiento de lo que le preocupaba a la ciudad para estar mejor. Entonces, por eso presenté las propuestas en mi campaña hace cuatro o cinco años e hicieron clic con la gente porque habíamos andado en territorio.El político exitoso tiene que andar en la tierra, trabajar cercano a la gente, abanderando las causas, gestionando, atender problemas y después de salir de esa colonia o ejido, trabajar para solucionarlos. Si haces eso, tienes garantizado que te va a ir bien.

=>Viéndolo desde el punto de vista mercadológico, en una aproximación de comunicación política, muchos siguen sin entender que, en ocasiones, los discursos extensos confunden y cansan. La ejecución y desarrollo de los proyectos vienen después, pero primero hay que entender que al ciudadano le preocupan cinco o seis cosas, y los políticos deben saber comunicar de manera simple cómo resolver dichas cosas porque, además, la política, y en eso coincidimos, Manolo, comienza desde lo local.

Es parte de la “ciudanización” de la política: hablar el mismo lenguaje de la gente. Muchas veces para solucionar un problema lo primero que hay que hacer es ir a ver el problema de viva voz de la gente para entender a profundidad la situación y dar posibles soluciones. Lo que te estoy diciendo no es algo que creo, es algo que ya hicimos, es algo que nos dio resultados y que nos permitió atender las prioridades que nos marcó la gente.

=>Naces en 1984, muy joven. Yo soy un poco más grande que tú, Manolo, pero nos tocó; nuestros padres vivieron tiempos complicados. Somos hijos de la crisis. El desarrollo estabilizador termina y a partir de 1970 vienen épocas turbulentas para el país en materia económica, de los ochenta no hablemos. A partir de lo que hemos visto o han visto nuestros padres en la historia reciente, ¿qué lecciones o aprendizajes te dejan cuando piensas y planeas el futuro? ¿Qué cosas son realmente viables para este país y cuáles nos serán imposibles de lograr por lo menos en esta generación?

Yo siento, regresando a esa fórmula mágica que te comento -sociedad, iniciativa privada y Gobierno- que podemos lograrlo. Para Coahuila vienen tiempos gloriosos porque desafortunadamente se está viviendo en un país algo convulso. El tema de inseguridad está llegando a muchos estados del país, estados que antes estaban tranquilos ahora traen un problema fuerte de inseguridad; o que estaban inseguros, tuvieron un momento de paz y otra vez están regresando. Si no tenemos seguridad, se pierden muchas cosas. Hay broncas del Estado de derecho y estabilidad laboral y México nunca va a dejar de ser un país atractivo para los inversionistas por la cercanía que tenemos con Estados Unidos.

Entonces, si cada vez Coahuila se diferencia más del resto de los estados, para los inversionistas que generan desarrollo, que se quieran venir a México, cada vez va a haber menos opciones adonde irse y Coahuila tiene que ser una de estas opciones. 

Yo siento que si nuestro estado continúa siendo un estado seguro, un estado con desarrollo, con estabilidad laboral y calidad de vida, tenemos un presente y un futuro muy prometedor. Hay que aprender de los errores del pasado y trabajar en todo lo que se pueda, como es el tema de la seguridad. ¿Cómo estábamos hace diez años aquí cuando se vino una ola de inseguridad fuerte en distintas entidades? Aquí nos trastocó, La Laguna, la Sureste, la Centro, la Carbonífera, la Norte. En todas las regiones de Coahuila hubo incidencias, hubo desgracias y es un tema que superamos y es algo que no queremos volver a vivir. Entonces, todos los actores de este estado tenemos que estar unidos y trabajando en equipo para que eso nunca suceda y apoyar a las autoridades, que son las encargadas de este tema, para fortalecer a las instituciones.

Son de las cosas que me tocaron vivir que no quisiera que se repitieran. También la parte económica… Yo estaba muy joven cuando sucedieron las crisis fuertes en el país, pero a lo mejor por eso nuestros papás nos pusieron a chambear desde chiquitos y a raíz de eso nos enseñaron a trabajar, nos enseñaron a ser austeros, a ahorrar, a ser precavidos con el tema de las finanzas. Eso también hay que hacer en Coahuila para seguir fortaleciendo la economía, para que sigan llegando inversiones a todos lados, porque si llegan inversiones, llega el desarrollo y si hay desarrollo, hay empleo. No hay herramienta más poderosa para que una familia pueda prosperar que el hecho de que quienes la integran tengan acceso a oportunidades y empleos.

Yo volteo a ver el país, volteo a ver otros estados, me toca platicar con amigos alcaldes, amigos gobernadores y la situación no está fácil. Tenemos indicadores que tiene Coahuila, en un estado como en el que vivimos… Hoy es un privilegio en México. Partiendo de lo que veo, de lo que nos tocó vivir hace diez años, te diría que la tarea principal debe ser cuidar a Coahuila y mejorarla.

=>En 1975, don Julio Scherer, director de Excélsior, fundador de Proceso, se reúne a comer con José López Portillo, siendo entonces el segundo secretario de Hacienda. Don Julio le pregunta que cómo se sentía y López Portillo le respondió: “¿cómo quieres que me sienta, Pepe, si ya escucho el tropel de los búfalos?”. Esa tarde fue destapado como candidato a la presidencia de la república. Manolo, ¿tú ya escuchas el tropel de los búfalos?

¿En qué sentido, Pato?

=>Eres uno de los aspirantes mejor posicionados. ¿Te interesaría?

Como te lo comenté hace rato, Pato. Cuando uno trabaja, cuando uno le echa ganas, cuando uno da resultados, y más en política, es un cronograma, no es una ruta. Siento que puede haber una legítima aspiración y nos encantaría seguir abonando a la grandeza de mi tierra, sin duda, y hemos trabajado para ello. Estamos listos como venga, como la pongan.Mientras, estamos trabajando en esta responsabilidad que tenemos con la gente de todo el estado. Así como fui presidente municipal, hoy tengo la oportunidad de ser secretario y vamos a tener la oportunidad de participar en el 2023.

=>Las relaciones humanas, las relaciones profesionales, pasan por distintos momentos, pero usualmente un jefe se convierte en una suerte de mentor, de guía y también te puede llegar a jalar las orejas. ¿Cómo ha sido tu relación con el señor gobernador, con Miguel Riquelme?

Tenemos una relación de amistad que empezó hace como seis, siete años. Él quería ser gobernador de Coahuila, yo era diputado local de Saltillo. Una vez platicando me dijo: “oye, quiero que me ayudes” y le respondí: “usted ayúdeme a ser alcalde de Saltillo”. Ahí empezamos a planear, empezamos a visualizar un Saltillo, un Coahuila más fuerte, más echado para delante, y empezamos a construir una amistad, le entramos con todo a su proyecto rumbo a la gubernatura.Yo siempre he sido de una pieza. Cuando le entramos le entramos hasta el final, en las buenas y en las malas; así somos. Más vale morir de pie que vivir de rodillas. Eso fortaleció la amistad y ya en el Gobierno nos dedicamos a dar resultados, nos dedicamos a que Saltillo le sumara o le abonara al estado; cumplimos en los temas de seguridad. A mí me tocaba dirigir toda la estrategia de seguridad de la región Sureste, todos los operativos. Atendíamos temas desde el robo de un Oxxo hasta el combate al crimen organizado en el Sureste.Hicimos un proyecto muy interesante en materia de seguridad, profesionalizamos mucho el tema policial aquí en la región y logramos indicadores muy positivos. En la parte del desarrollo económico, de los servicios públicos, tratamos de que Saltillo nunca fuera un problema para el gobernador, sino que todo lo solucionáramos nosotros y no subiera más allá. Entonces, eso también, además de tener una amistad, fue fortaleciendo una relación profesional entre un alcalde y un gobernador. La verdad es que siempre hemos tenido una muy buena relación.

=>De hecho, hace poco declaraste que Miguel Riquelme te parecería un gran presidente.

A los políticos hay que medirlos por lo que han hecho, no por lo que dicen que van a hacer. Si volteas a ver los resultados del gobernador en los temas más importantes para la gente, pues ahí está Coahuila como uno de los cinco estados más seguros a nivel nacional, el tercer estado más competitivo del país, estabilidad laboral, Estado de derecho, de vida… Hay un problema y lo atiende de inmediato, porque luego en el discurso otros políticos dicen muchas cosas, pero se incendia la sierra y no van, hay un tema de inseguridad y prefieren andar en la Revocación de Mandato o en una campaña o en la grilla. Dicen que luchan contra la corrupción y les salen casas por aquí y por allá, entonces yo siento que la gente… Y es una reflexión muy pragmática… La gente nos elige por lo que hemos hecho y no por lo que decimos que vamos a hacer. Si tenemos estos indicadores en Coahuila, quisiéramos tenerlos en todo México, quisiéramos que este país se “coahuilizara”.

=>A ver, Manolo, estamos frente al Cuestionario Proust. ¡Vamos a entrarle con algunas preguntas!

=>¿Cuál es tu idea de la felicidad completa?

Intentar buscarla todos los días.

=>¿Cuál es tu mayor miedo?

Que exista la posibilidad de que regrese la inseguridad a Coahuila.

=>¿Qué no te gusta de ti mismo?

Que soy muy minucioso, muy perfeccionista.

=>¿Cuál es tu mayor lujo?

Tener salud.

=>¿En qué ocasiones mientes?

Nunca.

=>¿Qué te disgusta de tu apariencia física?

Quisiera estar más alto.

=>¿Qué es lo que más admiras en un hombre?

La lealtad.

=>¿Y en una mujer?

Igual.

=>¿Cuál es tu mayor logro?

Tener a mi familia.

=>¿Quiénes son tus héroes en la vida real?

Mis padres y mis abuelos. En la ficción, Wolverine, de los X-Men.

=>El día que llegues al cielo, toques la puerta y te abra Dios, ¿qué te gustaría que te dijera?

“Cumpliste”. Que mi paso por la vida fue de haber cumplido, de haber dejado una huella profunda. Lo que más amo es a mi familia; tengo cuatro hijos: uno de siete, uno de cinco, una de tres y una de un año; mi esposa, Paola. Que tus hijos se sientan orgullosos de ti allá abajo.



Estoy muy contento porque nos encontramos en casa de un personaje muy conocido, pese a su corta edad, pero ¿qué es juventud cuando grandes mujeres y hombres que han incursionado en política o cualquier ámbito de la vida ascendieron a responsabilidades de gran relevancia a temprana edad? Manolo Jiménez Salinas es actualmente secretario de Inclusión y Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Coahuila. Es, brevemente se los resumo, ingeniero industrial y de sistemas, tiene una maestría en Administración Pública por el Tecnológico de Monterrey. En esta dualidad tan interesante, también ha participado en la Iniciativa privada, recientemente en su carácter de vicepresidente de Canadevi. Regidor, diputado local, alcalde de Saltillo, reelecto por primera vez en la historia.

=>Manolo, gracias por recibir a El Siglo de Torreón y sobretodo por hacerlo en tu casa.

Bienvenido aquí a tu casa. Un saludo para toda la gente que nos está viendo y, bueno, pues aquí estamos en un espacio de trabajo. Aquí también planeamos muchas cosas para el bien de Saltillo y ahora para bien de nuestro estado.

=>Decía en una de sus novelas más entrañables, la poetisa Pita Amor: Yo Soy Mi Casa. De hecho, es un retrato de su infancia. Tu casa, Manolo, me dice y transmite muchas cosas. Nos encontramos en tu despacho, aquí están colgados una serie de diplomas, la frialdad de las cifras que no mienten, fuiste el alcalde mejor evaluado.

Así cerramos en el 2021, mi último mes como alcalde de Saltillo. Tuvimos una evaluación muy positiva que nos colocó en el primer lugar nacional, de estas que hace Mitofsky cada dos meses, y eso, más allá de la calificación, la realidad es que honramos la confianza que la gente tuvo en nosotros al cumplir los compromisos en nuestra campaña y además ubicamos a Saltillo como una de las cinco ciudades más seguras, más competitivas y con mejor calidad de vida. Entonces, ahora que andamos ya como exalcaldes, ahora andamos por todo el estado, pero que me toca andar en Saltillo, en un estadio de beisbol, en un restaurante, en un mercado, andamos ahí dándonos la vuelta por la ciudad. Es muy bonito y es muy padre que la gente se acerque a saludar con gusto y yo siento que esa es de las mayores satisfacciones que uno puede tener como servidor público: que lo que hiciste haya sido para bien y que la gente haya quedado contenta. Eso vale oro.

=>Ser alcalde hoy en día, bajo estas circunstancias, es equiparable a sacarse al tigre en la rifa.

La posición política de mayor demanda, que te representa más trabajo, más adrenalina, más atención, es sin duda una presidencia municipal, porque prácticamente eres la primera autoridad o la autoridad más cercana de los ciudadanos y ya sea tu culpa o no sea tu culpa, sea un tema federal, estatal o municipal, todo te cae. Entonces, sí es un reto; fue un reto durante los 4 años que estuve como alcalde.

Logramos hacer una fórmula interesante para poder dar resultados, es una fórmula a la que yo le digo fórmula mágica: trabajo en equipo con la sociedad civil, la iniciativa privada, todos juntos trabajando para bien de la ciudad. También hacia el interior hicimos un plan, combinamos un equipo entre juventud y experiencia, trabajamos dieciséis horas al día para que las cosas salieran bien y afortunadamente tuvimos buenos resultados al frente de la presidencia municipal de Saltillo y ahora; yo siempre he dicho que cuando uno hace las cosas bien, en consecuencia, cosas mayores se presentan en la vida en temas políticos, profesionales, familiares. Salimos bien de la ciudad y el gobernador nos invita a la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social. Ahora andamos muy contentos ayudando a mucha gente en todo el estado. Así como ayudamos en Saltillo, ahora andamos en las diferentes regiones de Coahuila, desarrollando proyectos de impacto social.

=>Para participar en política, inevitablemente te marcan ciertas cosas. Manolo, obviamente en ti dejó una huella tu abuelo, quien también fue alcalde de Saltillo e incursionó en distintas ramas empresariales; pero ya en el ámbito estudiantil tú estabas metido en la grilla. Me gustó algo que hiciste en Saltillo: el ecosistema cívico más robusto que existe en este país y no es de ahorita, se encuentra en Nuevo León, porque Nuevo León en los años setenta vivió un momento de profunda hostilidad por parte del Gobierno de Luis Echeverría. Ello derivó en una visión de largo plazo, en que se organizaran mucho más allá de los Gobiernos en turno. Me gusta que hayas sabido capitalizar, Manolo, a esos ciudadanos a los que a veces parece que nadie les habla ni los toma en cuenta.

Partiendo de lo que comentaste al principio, yo empiezo en la política estudiantil; yo no entré a la universidad pensando en ser político, pero me empezó a gustar todo lo relacionado con los grupos estudiantiles. Ahí tuve la oportunidad de representar a Saltillo, a los estudiantes de Coahuila, foráneos también, y luego fui presidente de toda mi universidad. Entonces, ahí me empezó a gustar y trabajé paralelamente durante los últimos quince años, entre la parte política enfocada al apoyo social, pero también en la iniciativa privada. A lo mejor esa formación me ayudó a entender que hoy en día la mejor manera de llevar un gobierno es “ciudadanizándolo”, que el gobierno sea punto de encuentro, punto de unión entre todos los que quieran hacer cosas buenas por su ciudad, por su estado y por su país. Entonces, lo que hicimos nosotros cuando estaba en la presidencia municipal, cuando andaba en mi campaña para ser alcalde, fue presentar un proyecto cien por ciento ciudadano, que fuera mucho más allá de los partidos políticos. Ahí fue donde logramos sumar a mucha gente. Mucha gente que antes no participaba ahora empezó a participar. Los colores de nuestra administración fueron ciudadanos. Prohibimos desde Cabildo que las obras del Gobierno municipal que se hicieran con el dinero de los saltillenses se pintaran con los colores de un solo partido político.

Empezamos a crear toda una nueva inercia de un gobierno ciudadano aquí en Saltillo, que dio resultados, que la gente se sentía partícipe, se sentía parte de y, bueno, sin duda el que hayamos dejado a Saltillo como una de las cinco ciudades más seguras, más competitivas y con mejor calidad de vida en México fue gracias también a ese trabajo ciudadano, a ese trabajo en equipo. La “ciudadanización” de los proyectos políticos llegó para quedarse y eso es algo que ha dado resultados y que nos ha funcionado. Entonces, creo mucho en ese tema.

=>Manolo, me encantaría que nos contaras algo de ti que poca gente sepa.

¡Mis hobbies! Me gustan los hobbies extremos. Me gusta andar en la sierra, en la montaña, en las motos, me gusta la parte de los caballos también, los deportes acuáticos que practiqué desde niño, porque con mi mamá nos íbamos todos los veranos a una playa mexicana y ahí practicábamos diferentes deportes; entonces, los practico un poco, no tengo mucha oportunidad, pero son de las cosas que poca gente sabe, porque casi no tengo tiempo de hacerlo.

=>Peyorativamente hablando, pero una de las amantes más celosas que existen es la política…

Pues toda actividad profesional. Yo le digo a mi señora, que a veces me dice: “viajas mucho”, “andas poco en la casa”, que después de dar los resultados en Saltillo y de ver la ciudad que dejamos, dijo: “valió la pena que lo hayas hecho”. Yo lo que le respondí es que andaría así en cualquier actividad profesional porque me gusta la política, me gusta la parte de la iniciativa privada; entonces si no anduviera en esto, andaría hecho la bala en la parte empresarial, porque si quieres que las cosas sucedan, que las cosas sean exitosas, tienes que dedicarles tiempo, planeación. Algunas situaciones empresariales ahora se pueden ver por Zoom, ¿no? Y pues ni modo que yo, con la gente que requiere tu presencia para que conozcas las problemáticas, no vaya. El problema de un político es que es irreemplazable. La cercanía con la gente, la constancia de estar en las colonias, en los barrios, en los ejidos conociendo directamente los problemas, las prioridades, escuchando el pensar y el sentir de la gente, es lo que te da el bagaje político.

Antes de ser alcalde yo recorrí Saltillo diez años permanentemente, ininterrumpidamente. Todas las semanas durante diez años… Un desayuno en una colonia, andaba en alguna actividad recreativa, traía alguna brigada de salud… Empecé en una colonia popular, en una casa comunitaria con actividades para niñas, niños, para los jóvenes. Entonces, cuando me presento como candidato a la presidencia municipal, ya traíamos un arrastre y traíamos un conocimiento de lo que le preocupaba a la ciudad para estar mejor. Entonces, por eso presenté las propuestas en mi campaña hace cuatro o cinco años e hicieron clic con la gente porque habíamos andado en territorio.El político exitoso tiene que andar en la tierra, trabajar cercano a la gente, abanderando las causas, gestionando, atender problemas y después de salir de esa colonia o ejido, trabajar para solucionarlos. Si haces eso, tienes garantizado que te va a ir bien.

=>Viéndolo desde el punto de vista mercadológico, en una aproximación de comunicación política, muchos siguen sin entender que, en ocasiones, los discursos extensos confunden y cansan. La ejecución y desarrollo de los proyectos vienen después, pero primero hay que entender que al ciudadano le preocupan cinco o seis cosas, y los políticos deben saber comunicar de manera simple cómo resolver dichas cosas porque, además, la política, y en eso coincidimos, Manolo, comienza desde lo local.

Es parte de la “ciudanización” de la política: hablar el mismo lenguaje de la gente. Muchas veces para solucionar un problema lo primero que hay que hacer es ir a ver el problema de viva voz de la gente para entender a profundidad la situación y dar posibles soluciones. Lo que te estoy diciendo no es algo que creo, es algo que ya hicimos, es algo que nos dio resultados y que nos permitió atender las prioridades que nos marcó la gente.

=>Naces en 1984, muy joven. Yo soy un poco más grande que tú, Manolo, pero nos tocó; nuestros padres vivieron tiempos complicados. Somos hijos de la crisis. El desarrollo estabilizador termina y a partir de 1970 vienen épocas turbulentas para el país en materia económica, de los ochenta no hablemos. A partir de lo que hemos visto o han visto nuestros padres en la historia reciente, ¿qué lecciones o aprendizajes te dejan cuando piensas y planeas el futuro? ¿Qué cosas son realmente viables para este país y cuáles nos serán imposibles de lograr por lo menos en esta generación?

Yo siento, regresando a esa fórmula mágica que te comento -sociedad, iniciativa privada y Gobierno- que podemos lograrlo. Para Coahuila vienen tiempos gloriosos porque desafortunadamente se está viviendo en un país algo convulso. El tema de inseguridad está llegando a muchos estados del país, estados que antes estaban tranquilos ahora traen un problema fuerte de inseguridad; o que estaban inseguros, tuvieron un momento de paz y otra vez están regresando. Si no tenemos seguridad, se pierden muchas cosas. Hay broncas del Estado de derecho y estabilidad laboral y México nunca va a dejar de ser un país atractivo para los inversionistas por la cercanía que tenemos con Estados Unidos.

Entonces, si cada vez Coahuila se diferencia más del resto de los estados, para los inversionistas que generan desarrollo, que se quieran venir a México, cada vez va a haber menos opciones adonde irse y Coahuila tiene que ser una de estas opciones. 

Yo siento que si nuestro estado continúa siendo un estado seguro, un estado con desarrollo, con estabilidad laboral y calidad de vida, tenemos un presente y un futuro muy prometedor. Hay que aprender de los errores del pasado y trabajar en todo lo que se pueda, como es el tema de la seguridad. ¿Cómo estábamos hace diez años aquí cuando se vino una ola de inseguridad fuerte en distintas entidades? Aquí nos trastocó, La Laguna, la Sureste, la Centro, la Carbonífera, la Norte. En todas las regiones de Coahuila hubo incidencias, hubo desgracias y es un tema que superamos y es algo que no queremos volver a vivir. Entonces, todos los actores de este estado tenemos que estar unidos y trabajando en equipo para que eso nunca suceda y apoyar a las autoridades, que son las encargadas de este tema, para fortalecer a las instituciones.

Son de las cosas que me tocaron vivir que no quisiera que se repitieran. También la parte económica… Yo estaba muy joven cuando sucedieron las crisis fuertes en el país, pero a lo mejor por eso nuestros papás nos pusieron a chambear desde chiquitos y a raíz de eso nos enseñaron a trabajar, nos enseñaron a ser austeros, a ahorrar, a ser precavidos con el tema de las finanzas. Eso también hay que hacer en Coahuila para seguir fortaleciendo la economía, para que sigan llegando inversiones a todos lados, porque si llegan inversiones, llega el desarrollo y si hay desarrollo, hay empleo. No hay herramienta más poderosa para que una familia pueda prosperar que el hecho de que quienes la integran tengan acceso a oportunidades y empleos.

Yo volteo a ver el país, volteo a ver otros estados, me toca platicar con amigos alcaldes, amigos gobernadores y la situación no está fácil. Tenemos indicadores que tiene Coahuila, en un estado como en el que vivimos… Hoy es un privilegio en México. Partiendo de lo que veo, de lo que nos tocó vivir hace diez años, te diría que la tarea principal debe ser cuidar a Coahuila y mejorarla.

=>En 1975, don Julio Scherer, director de Excélsior, fundador de Proceso, se reúne a comer con José López Portillo, siendo entonces el segundo secretario de Hacienda. Don Julio le pregunta que cómo se sentía y López Portillo le respondió: “¿cómo quieres que me sienta, Pepe, si ya escucho el tropel de los búfalos?”. Esa tarde fue destapado como candidato a la presidencia de la república. Manolo, ¿tú ya escuchas el tropel de los búfalos?

¿En qué sentido, Pato?

=>Eres uno de los aspirantes mejor posicionados. ¿Te interesaría?

Como te lo comenté hace rato, Pato. Cuando uno trabaja, cuando uno le echa ganas, cuando uno da resultados, y más en política, es un cronograma, no es una ruta. Siento que puede haber una legítima aspiración y nos encantaría seguir abonando a la grandeza de mi tierra, sin duda, y hemos trabajado para ello. Estamos listos como venga, como la pongan.Mientras, estamos trabajando en esta responsabilidad que tenemos con la gente de todo el estado. Así como fui presidente municipal, hoy tengo la oportunidad de ser secretario y vamos a tener la oportunidad de participar en el 2023.

=>Las relaciones humanas, las relaciones profesionales, pasan por distintos momentos, pero usualmente un jefe se convierte en una suerte de mentor, de guía y también te puede llegar a jalar las orejas. ¿Cómo ha sido tu relación con el señor gobernador, con Miguel Riquelme?

Tenemos una relación de amistad que empezó hace como seis, siete años. Él quería ser gobernador de Coahuila, yo era diputado local de Saltillo. Una vez platicando me dijo: “oye, quiero que me ayudes” y le respondí: “usted ayúdeme a ser alcalde de Saltillo”. Ahí empezamos a planear, empezamos a visualizar un Saltillo, un Coahuila más fuerte, más echado para delante, y empezamos a construir una amistad, le entramos con todo a su proyecto rumbo a la gubernatura.Yo siempre he sido de una pieza. Cuando le entramos le entramos hasta el final, en las buenas y en las malas; así somos. Más vale morir de pie que vivir de rodillas. Eso fortaleció la amistad y ya en el Gobierno nos dedicamos a dar resultados, nos dedicamos a que Saltillo le sumara o le abonara al estado; cumplimos en los temas de seguridad. A mí me tocaba dirigir toda la estrategia de seguridad de la región Sureste, todos los operativos. Atendíamos temas desde el robo de un Oxxo hasta el combate al crimen organizado en el Sureste.Hicimos un proyecto muy interesante en materia de seguridad, profesionalizamos mucho el tema policial aquí en la región y logramos indicadores muy positivos. En la parte del desarrollo económico, de los servicios públicos, tratamos de que Saltillo nunca fuera un problema para el gobernador, sino que todo lo solucionáramos nosotros y no subiera más allá. Entonces, eso también, además de tener una amistad, fue fortaleciendo una relación profesional entre un alcalde y un gobernador. La verdad es que siempre hemos tenido una muy buena relación.

=>De hecho, hace poco declaraste que Miguel Riquelme te parecería un gran presidente.

A los políticos hay que medirlos por lo que han hecho, no por lo que dicen que van a hacer. Si volteas a ver los resultados del gobernador en los temas más importantes para la gente, pues ahí está Coahuila como uno de los cinco estados más seguros a nivel nacional, el tercer estado más competitivo del país, estabilidad laboral, Estado de derecho, de vida… Hay un problema y lo atiende de inmediato, porque luego en el discurso otros políticos dicen muchas cosas, pero se incendia la sierra y no van, hay un tema de inseguridad y prefieren andar en la Revocación de Mandato o en una campaña o en la grilla. Dicen que luchan contra la corrupción y les salen casas por aquí y por allá, entonces yo siento que la gente… Y es una reflexión muy pragmática… La gente nos elige por lo que hemos hecho y no por lo que decimos que vamos a hacer. Si tenemos estos indicadores en Coahuila, quisiéramos tenerlos en todo México, quisiéramos que este país se “coahuilizara”.

=>A ver, Manolo, estamos frente al Cuestionario Proust. ¡Vamos a entrarle con algunas preguntas!

=>¿Cuál es tu idea de la felicidad completa?

Intentar buscarla todos los días.

=>¿Cuál es tu mayor miedo?

Que exista la posibilidad de que regrese la inseguridad a Coahuila.

=>¿Qué no te gusta de ti mismo?

Que soy muy minucioso, muy perfeccionista.

=>¿Cuál es tu mayor lujo?

Tener salud.

=>¿En qué ocasiones mientes?

Nunca.

=>¿Qué te disgusta de tu apariencia física?

Quisiera estar más alto.

=>¿Qué es lo que más admiras en un hombre?

La lealtad.

=>¿Y en una mujer?

Igual.

=>¿Cuál es tu mayor logro?

Tener a mi familia.

=>¿Quiénes son tus héroes en la vida real?

Mis padres y mis abuelos. En la ficción, Wolverine, de los X-Men.

=>El día que llegues al cielo, toques la puerta y te abra Dios, ¿qué te gustaría que te dijera?

“Cumpliste”. Que mi paso por la vida fue de haber cumplido, de haber dejado una huella profunda. Lo que más amo es a mi familia; tengo cuatro hijos: uno de siete, uno de cinco, una de tres y una de un año; mi esposa, Paola. Que tus hijos se sientan orgullosos de ti allá abajo.

FOLLOW US ON GOOGLE NEWS

Read original article here

Denial of responsibility! Quick Telecast is an automatic aggregator of the all world’s media. In each content, the hyperlink to the primary source is specified. All trademarks belong to their rightful owners, all materials to their authors. If you are the owner of the content and do not want us to publish your materials, please contact us by email – [email protected]. The content will be deleted within 24 hours.

Leave a comment
buy kamagra buy kamagra online
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock